Elecnor se adjudica un nuevo contrato para desplegar fibra en Reino Unido por 55 millones de euros

Elecnor se adjudica un nuevo contrato para desplegar fibra en Reino Unido por 55 millones de euros

IQA, la filial británica de Elecnor, construirá la red en el noreste del país

Madrid, 11 de novembro de 2020

El grupo español de infraestructuras, energía, servicios y telecomunicaciones Elecnor se ha adjudicado un nuevo contrato para desplegar fibra óptica en Reino Unido por 55 millones de euros. Se trata del segundo acuerdo de este tipo que ha alcanzado Elecnor en este país en menos de un año.

IQA, la filial de Elecnor en el país desde 2012, ha firmado un contrato con CityFibre, el principal operador de banda ancha alternativo del país, para construir una red de fibra óptica en North Tyneside, en el noreste de Inglaterra. El despliegue impulsará la productividad y la innovación en los negocios, mejorando el dinamismo económico de toda la comunidad, gracias a una infraestructura que permitirá un servicio de 1.000 megabytes por segundo y que llegará a 109.000 hogares

Antonio Henarejos, Managing Director de IQA, ha señalado: “Estamos muy entusiasmados de poder trabajar en este proyecto para CityFibre en North Tyneside después de nuestra experiencia previa en Newcastle. Es magnífico ser parte de un proyecto que transforma la experiencia digital de la comunidad proporcionándole una banda ancha más estable y eficiente”.

La filial del grupo Elecnor afianza con este nuevo proyecto su presencia en el plan de desarrollo de fibra óptica que Reino Unido está realizando y demuestra estar a la vanguardia para cubrir las demandas de servicios actuales, además de convertirse en uno de los socios de referencia para CityFibre. La previa experiencia de Elecnor en la construcción de las infraestructuras necesarias para el despliegue en países como España o Italia constituye una valiosa experiencia en el área de telecomunicaciones con mucho potencial de crecimiento en el mercado británico. Ya a finales de 2019, IQA se adjudicó otro contrato con CityFibre para hacer un despliegue similar en Newcastle por 66 millones de euros. 

Los trabajos promovidos por CityFibre se enmarcan en un macroproyecto que Reino Unido está desarrollando para llevar la fibra óptica a todo el país, ya que en estos momentos esta red apenas llega al 10% de los hogares frente al 80% que se alcanza en España.  En este contexto, CityFibre se ha convertido el principal operador de banda ancha alternativo de Reino Unido. La compañía ha anunciado una inversión de 1,5 billones de libras para construir instalaciones de despliegue de fibra en 27 ciudades.