Elecnor Deimos pone en órbita el primer satélite español de muy alta resolución
17 de junio de 2014

El satélite DEIMOS-2 mejorará el conocimiento de los fenómenos naturales que ocurren en la Tierra y contribuirá a prevenir y gestionar posibles crisis de carácter natural.

Capta imágenes con una alta precisión y una resolución de hasta 75 cm.

La culminación con éxito de esta nueva misión refuerza su posicionamiento como referente en la industria aeroespacial española y europea, tras el lanzamiento del DEIMOS-1 y el desarrollo del Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Puertollano

 

Madrid, 17 de junio de 2014.- Elecnor Deimos, el área tecnológica de Elecnor, está a punto de culminar uno de los proyectos aeroespaciales más ambiciosos emprendidos en nuestro país. Se trata de la puesta en órbita del primer satélite español de muy alta resolución, el DEIMOS-2, que ha supuesto una inversión de 60 millones de euros, cifra que se prevé que aumente hasta los 100 millones de euros a la finalización de la vida útil del mismo.

El lanzamiento tendrá lugar el 19 de junio a las 21.10 h., desde el Complejo de Lanzamiento de Yasni, en Rusia, donde un lanzador ruso-ucraniano, llamado Dnepr, lo pondrá en órbita. Una vez allí se espera que capte imágenes precisas de la superficie terrestre durante al menos los próximos 7 años. 

El desarrollo de esta misión se ha realizado en un tiempo récord de tres años. Una vez en servicio, DEIMOS-2 va a participar en diversos proyectos, todos ellos al servicio de la sociedad. Dará información muy precisa a peticiones de clientes (principalmente Gobiernos y grandes empresas) que soliciten imágenes para los ámbitos de: agricultura; medio ambiente; cambio climático; control de crisis y protección civil (incendios o inundaciones); así como defensa, inteligencia y control de fronteras.

Este nuevo satélite, pancromático y multiespectral, de 300 kg de peso y unas dimensiones de   2 m alto x 1,5 m ancho, incorpora una cámara que consigue imágenes de gran precisión y detalle, con 75 cm de resolución y con una capacidad de 150.000 km2/día a esta resolución con bnadas RGB; NIR y Pancromática. Si comparamos un pixel de una imagen tomada por el primer satélite que lanzó la compañía en 2009, DEIMOS-1, con los que obtendrá el DEIMOS-2, conseguimos 800 veces más datos y detalles de la zona. 

Miguel Belló, director general de Elecnor Deimos: “el objetivo de DEIMOS-2 es mejorar el conocimiento de los fenómenos naturales que ocurren en nuestro planeta y contribuir a prevenir y gestionar posibles crisis de carácter natural. Por ejemplo, ayudará a mejorar la producción agrícola ya que permitirá dar recomendaciones sobre cantidades de fertilizantes, zonas de aplicación, usos de riego, etc., con lo que se contribuirá a cuidar el medio ambiente, pero también servirá para controlar y medir el cambio climático, la deforestación y tendrá utilidad para defensa, inteligencia e incluso ayuda humanitaria, entre otras múltiples aplicaciones.”

La segunda misión propia de Elecnor Deimos 

El primer satélite desarrollado por la compañía fue DEIMOS-1, que destacó por ser el primero español de observación de la Tierra y el primero europeo de iniciativa íntegramente privada. Se puso en órbita en julio de 2009 y a lo largo de estos cinco años se ha convertido en un referente mundial para los ámbitos para los que fue concebido: agricultura, medio ambiente y mitigación del efecto de desastres naturales. 

DEIMOS-1 dispone de un sensor que proporcionan imágenes con un ancho de barrido de 620 km. 

El innovador Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Elecnor Deimos

Para la integración y posterior control de la misión DEIMOS-2, Elecnor Deimos ha desarrollado el innovador Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Puertollano. Con una inversión de cerca de 8 millones de euros, este complejo, inaugurado en 2013, permite la integración y control de satélites propios, como DEIMOS-2, y también de terceros. 

Está equipado con la más avanzada tecnología y se divide en:

  • Área de Ingeniería: donde se realiza el trabajo de diseño e ingeniería de satélites.
  • Sala limpia de 400 m2: donde se realiza la integración y pruebas de los satélites. Está dotada de un sofisticado sistema de ventilación y filtración del aire para mantener los más rigurosos parámetros ambientales y de control de temperatura y humedad para realizar la integración de satélites cumpliendo las más altas exigencias. 
  • Antena de 10,2 m de diámetro, doble banda (S + X) que sirve para comunicarse con DEIMOS-2 y recibir las imágenes captadas por el satélite. Además de esta antena, habrá otras tres más para comunicarse con DEIMOS-2: En Boecillo, Valladolid (donde Elecnor Deimos cuenta con otro Centro de Control desde el que se supervisa actualmente DEIMOS-1), otra en Inuvik, Canadá y en Kiruna, Suecia.
  • Centro de Control: desde donde Elecnor Deimos se comunica con el satélite, lo supervisa y controla. Desde aquí se darán datos de telecomando, para programar en  DEIMOS-2 qué imágenes queremos tomar, cómo tiene que maniobrar o incluso efectuar maniobras de evasión que debe hacer ante una posible colisión con basura espacial. También se reciben datos de telemetría, relacionados con la salud del satélite y las imágenes tomadas por DEIMOS-2. 

Una vez que las imágenes lleguen al centro de control, la información será procesada hasta convertirla en un producto final para los clientes (empresas y gobiernos, principalmente). Para este proceso Elecnor Deimos cuenta con un software desarrollado por la propia compañía (la suite de productos gs4EO que es capaz de procesar y entregar la imagen al cliente en menos de 2 horas.

Con DEIMOS-2 y el Centro de Integración y Operaciones de Satélites de Puertollano, Elecnor Deimos completa su presencia en toda la cadena de valor de las misiones espaciales al ser capaz de gestionar programas espaciales completos, diseñar, integrar, validar, lanzar y operar satélites de observación de la Tierra, explotar comercialmente satélites de observación y desarrollar sistemas espaciales de observación de la tierra para terceros.