18/09/2020

El grupo español de infraestructuras, energía, servicios y telecomunicaciones Elecnor, se ha adjudicado en México recientemente un contrato para la construcción del Parque Eólico Coromuel por 28,8 millones de euros (32 millones de dólares). 

Elecnor ha sido seleccionada para este proyecto por Eurus Energy, una empresa japonesa con sucursal en San Diego y participada por Toyota y Tokyo Electric Power. El Parque Eólico Coromuel tiene un inversión total estimada en 100 millones de dólares, de los que Eurus Energy financiará un 50% y el Banco de Desarrollo de Japón aportará la otra mitad. 

El parque eólico, que tendrá una potencia de 56 megavatios (MW), estará ubicado en el desierto de Baja California Sur, a unos 40 kilómetros de La Paz, capital de la región. Se instalarán 20 aerogeneradores de General Electric de 2,8 MW y se construirán 20 km de viales y más de 20 km de redes de media tensión aérea y subterránea. El contrato también incluye la construcción de dos subestaciones eléctricas de 115 kV y la instalación de 120 km de tendido para conectar las torres de alta tensión (OPWG). Actualmente, el proyecto se encuentra en fase de construcción de cimentaciones de los aerogeneradores, caminos y plataformas.

Se trata de un proyecto de gran relevancia, ya que tendrá un gran impacto en el modelo de generación energética de la zona. En estos momentos, el sistema de interconexión de Baja California Sur está aislado del resto de la infraestructura del país. A diferencia del sistema de la mayor parte de México, en Baja California la generación de energía procede fundamentalmente de fuentes fósiles. El creciente desarrollo turístico de la región ha provocado un importante incremento de la demanda que el actual sistema no ha sido capaz de absorber y atender. De esta forma, el Parque Eólico Coromuel aumentará la capacidad energética de la región, evitando situaciones de colapso del sistema y disminuyendo al mismo tiempo su dependencia de fuentes fósiles. 

Elecnor inició su actividad en México en 1992. A lo largo de este tiempo ha construido todo tipo de infraestructuras, desde líneas de transmisión eléctricas hasta gaseoductos y centrales hidroeléctricas. La adjudicación del contrato para la construcción del Parque Eólico Coromuel es una muestra más de la confianza del sector empresarial en el Grupo y fortalece su presencia en el país norteamericano. 


16/09/2020

El grupo español de infraestructuras, energía, servicios y telecomunicaciones Elecnor prosigue su expansión en el mercado latinoamericano ganando su primer contrato de renovables en Colombia. El proyecto consiste en la construcción del parque eólico Guajira I con una potencia de 20 MW y una inversión de 31,7 millones de euros. Dicho parque se ubica en el municipio de Uribia, una zona de extraordinarios recursos eólicos situada al norte del departamento de La Guajira. 

Elecnor asume, dentro del EPC, toda la ingeniería, suministros onshore y offshore y la construcción integral del parque. El parque contará con 10 turbinas Vestas de 78 metros de altura y con una potencia unitaria de 2MW cada una que estarán conectadas a una subestación elevadora. 

Guajira I es el segundo parque eólico que se va a desarrollar en Colombia tras la construcción de Jepírachi, que entró en operación en abril de 2004. Con este proyecto, el gobierno colombiano retoma su apuesta por la energía eólica. Elecnor desarrollará el parque para ISAGEN, empresa privada de generación y comercialización de energía, cuyo accionista mayoritario es BRE Colombia Hydro Investments Ltd. 

Actualmente, el Grupo Elecnor tiene 1.744 megavatios (MW) de Energía Renovable en explotación y construcción. Además, con la construcción de este parque, Elecnor sigue consolidándose como una compañía internacional líder en proyectos llave en mano a través de contratos EPC (engineering, procurement and construction).

30/07/2020
  • Elecnor alcanza los 1.014 millones de euros de ingresos en el primer semestre de 2020.
  • La cartera de contratos firmados pendientes de ejecutar en 12 meses es de 2.268 millones, un 2% más que a cierre de 2019.
  • El  Grupo confía en que la situación se estabilice en los próximos meses y que la fortaleza de Elecnor permita recuperar la senda de crecimiento lo antes posible, esperando un segundo semestre que supere los buenos resultados alcanzados en el primero.

El grupo de infraestructuras, energía, servicios y telecomunicaciones Elecnor ha cerrado el primer semestre de 2020 con un beneficio neto consolidado de 33,8 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,1% respecto a los 37,1 millones logrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esta evolución recoge el impacto que la crisis del COVID-19 ha tenido sobre las operaciones desde mediados del mes de marzo, una circunstancia que en cierta medida se ha visto mitigada por la diversificación geográfica y de negocios del Grupo. 

Los efectos de esta crisis en 2020 son diferentes en los dos negocios que componen el Grupo. Así, se estima que sobre la actividad del Negocio Concesional será moderado puesto que el grueso de los activos se encuentra en operación. En los seis primeros meses del año, esta rama de actividad ha tenido un buen desempeño, pese al impacto de la depreciación de las monedas en que opera. Mientras que el Negocio de Infraestructuras desarrolla un amplio abanico de actividades que se verán afectadas en diferente medida, ya que muchas de las mismas están consideradas de carácter esencial. 

Según Rafael Martín de Bustamante, consejero delegado de Elecnor, “La compañía ha tomado todas las medidas necesarias para afrontar la pandemia protegiendo la salud y seguridad de nuestros empleados, la continuidad de las operaciones y nuestros planes de negocio. El plan de contingencia establecido en el primer trimestre nos está permitiendo afrontar la actual situación con solvencia y situarnos en una posición de solidez financiera para el resto del ejercicio. El Grupo Elecnor, tras mejorar progresivamente sus condiciones de liquidez, se encuentra en una buena disposición para aprovechar su posicionamiento, tanto de negocio como geográfico, y recuperar su senda de crecimiento una vez se restablezca la normalidad de la actividad económica”. 

El Grupo confía en que la situación se estabilice en los próximos meses y que la fortaleza de Elecnor permita recuperar las previsiones de crecimiento lo antes posible, esperando un segundo semestre que supere los buenos resultados alcanzados en el primero.

Cifra de negocio ligeramente a la baja y una creciente cartera de contratos

A 30 de junio, las ventas consolidadas de Elecnor alcanzaban los 1.014 millones de euros (frente a los 1.091 millones en el 1S19). Del total de ingresos, el mercado interior supone un 52% (45% en el mismo periodo del año anterior) y el resto, un 48%, se genera a nivel internacional (frente al 55% de hace 12 meses). Se invierten los datos debido a que la puesta en marcha de los principales proyectos en el exterior se va a ejecutar en la segunda mitad del ejercicio.

En el desglose de la cifra de negocio, el 94% corresponde al Negocio de Infraestructuras, mientras que el otro 6% corresponde al Negocio Concesional. 

La cartera de contratos firmados a 30 de junio y pendientes de ejecutar en los próximos 12 meses asciende a 2.268 millones de euros (vs. 2.223 millones de euros al cierre de 2019), lo que supone un incremento del 2% gracias principalmente al buen hacer en España. De la cifra actual, un 74% corresponde al mercado internacional y un 26% al mercado nacional. La contratación nacional se ha visto incrementada por actividad fotovoltaica, parques eólicos en Galicia, etc. y la internacional está compuesta por importantes contratos en Chile, Noruega, Brasil, Angola y Estados Unidos.

De cara al cierre del ejercicio 2020, Elecnor continúa evaluando el impacto derivado de la crisis sanitaria. El Grupo cuenta con líneas de financiación disponibles por importes previsiblemente suficientes para afrontar el riesgo de liquidez en la situación actual, como por ejemplo con la reciente renovación de un Programa de Pagarés en el MARF o con la firma de la primera línea de “garantías verdes” con Société Générale.

A pesar de la incertidumbre mundial, la compañía confía en que partes esenciales del negocio no se vean especialmente afectadas. En primer lugar, en el Negocio Concesional, el grueso de activos está en operación, y la crisis no se prevé que afecte a la rentabilidad de los que están en curso; en segundo lugar, más de la mitad del negocio en España se considera actividad esencial y; en tercer lugar, en el mercado exterior, muchos de los proyectos que se llevan a cabo son de carácter estratégico para los países en que se desarrollan.

Acciones COVID-19 

En este complicado entorno, el Grupo ha venido implementando una serie de medidas de contención de costes y de flexibilización de empleo que están permitiendo mitigar los riesgos a los que nos enfrentamos. Este plan ha permitido recuperar de forma gradual la plena operatividad de la plantilla en la medida en que se restablezca la normalidad de la actividad económica. 

En todo caso, el Grupo, que opera globalmente, evalúa constantemente sus gastos operativos para reducir aquellos costes que sean discrecionales, y está considerando retrasar aquellas inversiones que se consideren de menor importancia, con el objetivo de salvaguardar la liquidez en este periodo de incertidumbre.

En los siguientes documentos y enlaces quedan detalladas todas las acciones que el Comité COVID -19 del Grupo ha desarrollado en estos últimos meses:

Informe de Gestión

Presentación de Resultados

Web Corporativa