Elecnor se basa su estructura en dos negocios: por un lado, el negocio de infraestructuras, con la ejecución de proyectos de ingeniería, construcción y servicios; y, por otro, del negocio concesional, que supone la promoción, búsqueda de financiación y gestión de activos de transmisión y generación de energía, así como de otros activos estratégicos.